Consumo Responsable

La importancia de elegir bien antes de consumir

¿Sí necesitaras un producto, qué criterios crees que debería tener este para consumirlo?

Precio, calidad o impacto ecológico.

Depende, dirían muchos. Pero ¿Por qué depende? En un caso hipotético, si todas las personas que habitan la tierra, tuvieran la información necesaria de la situación crítica que enfrenta la humanidad actualmente con respecto al cambio climático, la respuesta debería ser muy obvia: Impacto Ecológico.

¿Qué tanto sabemos elegir lo que consumimos?

Estar actualizado sobre las investigaciones y hallazgos científicos sobre nuestro clima, ecosistemas, ríos, bosques, mares, incluso las demás especies que habitan y comparten con nosotros, debería ser el pan de cada día en las noticias, ya que es vital para nuestra supervivencia porque dependemos literalmente de ello. Pero la realidad se muestra muy distinta a esto, preferimos estar más atentos a la moda y a lo que los influencers publican a diario para hacernos consumir cosas que no necesitamos y encajar en una sociedad que está totalmente desconectada de la naturaleza.

No podemos olvidar que todo en nuestro mundo cambia y evoluciona constantemente. Aunque muchos de nosotros no lo hagamos, hay un gran número en aumento de personas que hemos aprendido a ser conscientes y responsables en lo que consumimos a diario, para ayudar a salvar cada uno con nuestras pequeñas acciones el pedacito de planeta que nos tocó.

Sé que la desinformación en la humanidad con respecto a la conservación de nuestra especie en la tierra se debe a múltiples factores ya sean económicos, sociales o políticos, pero una verdadera solución a ese problema y que para mí es lo más importante y fundamental, es la educación. Sin educación ambiental será muy difícil avanzar, la educación es la clave para el futuro de las nuevas generaciones.

Un consumidor responsable debe ser aquel que antes de comprar, se cuestione a sí mismo si lo que va a comprar obedece únicamente a un deseo infundado por una publicidad o realmente se trata de una necesidad. Cuestionarse hace parte de esa responsabilidad compartida entre el consumidor y el vendedor.

¿Por qué es importante reflexionar antes de comprar?

Pues lo primero que debemos tener en cuenta es que casi todo lo que consumimos puede generar desechos que contaminan el planeta de forma casi irreversible. Para evitar esto podemos hacer dos cosas: consumir menos o consumir productos amigables con el medio ambiente.

 

He aquí algunos consejos para poner en práctica a la hora de comprar:

Tómate un segundo para pensar si realmente necesitas de ese producto

si crees que es así, entones asegúrate que tu elección cause el menor impacto ambiental posible. Trata de mantenerte informado sobre el origen de aquello que consumes, no te dejes llevar solo por la publicidad, que muchas veces es engañosa. Investiga y compara.

Sé crítico con el producto que escojas

además del precio, fíjate también en la calidad y el impacto ambiental que este pueda generar. Observa de qué está hecho, cómo y dónde fue fabricado. En lo posible trata que no lleve empaque, pero si lo tiene observa de qué material está hecho y lo que puedes hacer con él después de usarlo. Actualmente muchos productos incluyen en sus descripciones certificados de sostenibilidad, fíjate y selecciona aquellos que puedan ser reciclados o que se biodegraden con facilidad.

Selecciona productos locales y de temporada

esto te garantiza una mayor calidad y sabor al mismo tiempo que ahorras dinero. Además, cuando apoyas el mercado local y las pequeñas empresas de tu comunidad, ayudas a reactivar la economía de tu región y se disminuye la huella de carbono en el planeta. Saber a dónde va tu dinero, seguro te dejará una sensación de bienestar.

Prefiere los productos con empaque ecológico

elige aquellos que vienen con empaque biodegradable y compostable, así evitaremos el uso desmedido de plástico de un solo uso que tanto afecta ecosistemas terrestres y marinos.

Si una tienda o marca aún no ofrece sus productos en empaque o bolsa biodegradable, escríbeles invitándolos a hacer la transición. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *